Los espacios diáfanos y amplios son fundamentales en la decoración industrial. Una de las características más utilizadas por los diseñadores es la desnudez de las estructuras.