|La decoración slow busca la sencillez decorativa, la armonía entre los espacios y el conjunto de la decoración. Es por esto que es muy afín con el estilo nórdico: maderas naturales, colores neutros.. La paleta de colores es una paleta muy suave dominada por blancos y beiges.