Los colores neutros son perfectos para aportar calidez y calma a cualquier ambiente. Utilizalos en tus proyectos y consigue un espacio muy natural.