Lo más importante en un dormitorio es que se respire tranquilidad y calidez. El uso de materiales como el terciopelo ayudará a crear esta atmósfera relajada y tranquila.