ESTILO NÓRDICO

¿Te apasiona el estilo nórdico? ¡Te contamos como lograr una decoración basada en este estilo!

El estilo nórdico se caracteriza por una decoración simple, muebles sencillos y con materiales cálidos que aporten calidez a la estancia.

Últimamente este tipo de decoración está cada vez más presente ya que se trata de un estilo muy acogedor y sencillo, pero a la vez con mucho carácter, propio de los países del norte de Europa.

Estas son algunas de las claves para lograr una decoración escandinava:

          La importancia de la luz

Muy importante en este estilo es multiplicar la claridad a toda costa. Aprovechar la luz natural y prescindir de cortinas o recurrir a telas más ligeras que dejen pasar la luz también ayuda a crear espacios más agradables y luminosos.

 

          Color blanco como fundamental

El color blanco está presente en paredes, muebles, decoración, incluso a veces en el suelo. Es el color por excelencia. Aunque con él también conviven los colores neutros o de tonos claros como beige, grises, cremas… Las escasas horas de luz propias de estas zonas donde nace el estilo nórdico, provoca la necesidad de buscar espacios más luminosos. Por esto es importante recurrir a tonalidades neutras y suaves que ayuden a acentuar la sensación de luz.

 

          La calidez de la madera

La decoración nórdica destaca por la utilización de materiales naturales como la lana, el algodón, el ratán, o la madera. La madera, material esencial, está muy presente no sólo en suelos o paredes sino en muebles y objetos decorativos.

Es muy típico la utilización de tarimas y suelos de parqué en este estilo. Asimismo, la utilización de muebles y objetos de decoración de madera aportan un toque de calidez a la estancia creando ambientes más acogedores y vívidos.

lastdeco interiorismo muebles 2

 

          Mobiliario

Los espacios destacan por una gran limpieza visual y por una clara tendencia minimalista. Como hemos dicho, los muebles de madera son los más utilizados para aportar calidez. También es muy común la utilización de muebles con líneas sencillas y colores naturales y suaves como los marrones, los cremas, incluso algún verde y azules claritos.

 

          Objetos decorativos naturales

Elementos naturales de carácter invernal como piñas, troncos o ramas no pueden faltar en la decoración nórdica.

Asimismo, la utilización de las plantas también aporta un toque muy natural y fresco al ambiente.