5 claves para decorar con ESTILO INDUSTRIAL

lastdeco interiorismo muebles 5

El estilo industrial ha llegado para quedarse. Aquello que fue tendencia vuelve con más fuerza para reinventarse y adaptarse a los diseños de interior más exclusivos. Una tendencia que arrasa tanto para decorar el interior de nuestros hogares, como para ambientar restaurantes, bares y oficinas.

Cada vez más diseñadores e interioristas se decantan por aplicar este estilo en sus decoraciones para convertir cualquier habitación en un espacio original y exclusivo. ¿Pero de dónde surge esta tendencia? Sus orígenes se remontan a los años 50, cuando las naves industriales de la ciudad de Nueva York se quedaron vacías debido a la crisis y comenzaron a convertirse en viviendas.

El estilo industrial se caracteriza por sus espacios diáfanos, donde las divisiones apenas existen y donde la decoración vuelve a lo esencial. Su rasgo más distintivo es la selección de los materiales y la sensación de encontrarnos en un espacio libre y amplío. El resto, está de más.

¿Cómo lograrlo? Desvelamos los 5 pilares básicos del estilo industrial:

Paredes desnudas:

Una característica fundamental de este estilo son las paredes de ladrillos a la vista, cemento u hormigón. Paredes que dan la sensación de estar inacabadas, rugosas y sin pulimentar, que desprenden personalidad por sí mismas.

Una manera más sencilla de conseguir esta sensación sin tener que cambiar las paredes es usar un papel pintado que imita a la perfección este tipo de paredes y hace que parezcan totalmente reales.

Espacios abiertos y estructuras a la vista:

Los espacios diáfanos y amplios son fundamentales en la decoración industrial.
Una de las características más utilizadas por los diseñadores es la desnudez de las estructuras. Los techos altos con las vigas a la vista son tendencia en este estilo, así como la visibilidad de los cables y tuberías.

 

Madera y metal en los muebles:

La madera es un elemento fundamental en la decoración de este estilo, ya que aporta la calidez y naturalidad necesaria para compensar el ambiente frío que proporciona el metal. Un truco es incluir la madera mezclándola con el metal en elementos como mesas, estanterías, escritorios o sillas.

El uso del metal y el acero es imprescindible en el estilo industrial. Metal y madera crean la combinación perfecta y más característica de este estilo.

Colores cálidos:

La paleta de colores de este estilo está formada por tonos blancos, negros, grises, marrones, beiges y azules. De todos ellos, el gris es el color estrella.

colores-calidos-estilo-industrial-lastdeco

Decoración minimalista:

Para lograr una decoración industrial es muy importante no romper la regla principal: el buen uso del espacio. La idea es saber escoger muy bien los objetos decorativos y combinarlos para conseguir un ambiente coherente y armónico basado en la sencillez del estilo.

decoracion-minimalista-estilo-industrial-lastdeco